img_98_blog

Recomendaciones para mejorar el estilo de redacción

Es necesario poner atención en la redacción a la construcción de párrafos que deben ser unidades de ideas y no de extensión. Se deben vincular párrafos para obtener una línea coherente de argumentos. También en la redacción se deben evitar descripciones poco concisas, exceso de retórica en la escritura, pero sobre todo el proclamar conclusiones no fundamentadas. Se apuntarán a continuación algunos de los vicios gramaticales más frecuentes:

  • Utilizar mayúsculas para designar conceptos o palabras venerables, esto es lícito para literatura panfletaria no para proyectos de investigación (puede resaltarse un concepto con negrita o cursiva). Las mayúsculas se utilizan sólo para referirse personas físicas o morales.
  • Incluir en una sola frase muchos interrogantes.
  • Es conveniente consultar el diccionario para utilizar correctamente cada término.
  • Un vicio galicista es abusar de expresiones en infinitivo. Por ejemplo: cuestión a plantear, debe decirse cuestión que se debe plantear, o la cuestión debatible.

Trucos para mejorar el lenguaje:

  • Es recomendable no abusar del alargamiento de palabras. Por ejemplo, normativa, en vez de norma; totalidad, en reemplazo de todo; ejercer influencia, en vez de influir; recepcionar en vez de recibir, etc.
  • Sin embargo, no todos los alargamientos son caprichosos, a veces la lógica del lenguaje científico exige la conversión de un sustantivo en un abstracto. Así por ejemplo el sustantivo religión, puede ser transformado en algo graduable, por lo tanto medible, y se convierte en religiosidad.
  • No anunciar lo que se va a decir, hay que empezar directamente. Los enunciados o comentarios de cuadros no deben llevar la antesala retórica de “podemos afirmar”, y pero aún, “estamos en condiciones de afirmar”. Esto es común en discursos políticos, que necesitan decir el mayor número de palabras con el menor número posible de ideas.
  • No abusar del prefijo “pre”: preaviso, precalentamiento, pre-proyecto.
  • Evitar adjetivos expresados como comparación, por ejemplo: “más evidente”, “más objetivo”, es similar a decir “más bueno”.
  • No componer oraciones con más de 30 palabras entre punto y punto.
  • No abusar del verbo en participio pasado.
  • Frase en forma pasiva: “la enfermedad es así percibida como ocasionada por un rasgo peligroso o por la acumulación de actos peligrosos cometidos por un individuo enfermo” (23 palabras). Frase corregida: “se percibe la enfermedad como consecuencia del carácter o conducta arriesgada de los individuos” (16 palabras – se redujo tres casos de participio pasado).
  • No confundir el significado de ciertas parejas de palabras que se parecen pero que tienen diferentes significados, ejemplos: transpolar (pasa por el polo) y extrapolar (proyectar la variable), revindicar (defender a un injuriado) y reivindicar (reclamar); mortalidad (fallecidos por habitante) y mortandad (cantidad extraordinaria de muertes).
  • Huir de las palabras comodín tales como el adjetivo “importante”: por ejemplo: “es importante empezar diciendo”
  • Evitar reiteraciones enfáticas

Finalmente, el uso de los tiempos verbales en las secciones, se resumen en:

  • Resumen: pasado.
  • Introducción: presente.
  • Materiales y métodos: pasado.
  • Resultados: pasado.
  • Discusión: presente.

 

ANDREA VILLAGRÁN T., PAUL R. HARRIS D.

Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago, Chile

4 comments on “Recomendaciones para mejorar el estilo de redacciónAdd yours →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *