260417-01

Descubre el Porqué y Para Qué de la Propiedad Intelectual

Marx define la Propiedad Intelectual (PI) como la mercantilización de algo intangible (capacidad física e intelectual) en el campo de las industrias culturales.

Aunque en la actualidad cualquiera puede estampar en una camiseta un dibujo de Pablo Picasso o extraer una frase de cualquier libro de Jorge Luis Borges y publicarla en su muro de Facebook, técnicamente eso no debe pasar porque existe algo llamado Propiedad Intelectual (PI).

¿Qué es la Propiedad Intelectual?

Según la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), la PI se relaciona con las creaciones de la mente: invenciones, obras literarias y artísticas, así como símbolos, nombres e imágenes utilizados en el comercio.

El filósofo Carl Marx definió la propiedad intelectual como la mercantilización de algo inmaterial como las capacidades físicas e intelectuales de una persona.

Autores aseguran que la PI responde a la relación entre el capitalismo y el trabajo, entendida desde el ámbito de las industrias culturales.

El sistema de PI se articula sobre privilegios exclusivos que el Estado otorga a los autores, configurando distintos monopolios temporales sobre la comercialización y explotación del producto de las creaciones del o los autores. ¿Cómo nace la PI?

La llegada de los tipos móviles en el Renacimiento generó todo un movimiento en Europa con respecto a los derechos del autor sobre su obra, dado que cualquier impresor podía reeditar una obra cualquiera sin pedir permiso y volverla su propiedad.

La Revolución Francesa trajo como consecuencia la transformación de la propiedad intelectual en derecho natural, con el supuesto fin de reconocer la enorme labor de la intelectualidad y su protagonismo en la epopeya revolucionaria.

Un 26 de abril de 1883 se celebró en Francia el Convenio de París, considerado el primer paso importante para ayudar a los creadores a proteger sus obras.

Los países miembros llegaron a un acuerdo internacional donde aplicaron la propiedad industrial en su acepción más amplia, con inclusión de las patentes, las marcas, los dibujos y modelos industriales, los modelos de utilidad, las marcas de servicio, los nombres comerciales y las indicaciones geográficas.

¿Quién impulsó la Propiedad Intelectual en la literatura?

El Convenio de Berna (1886) para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas fue impulsado por el escritor romántico francés Victor Hugo y su Association littéraire at artistique internationale (Asociación Literaria y de Arte Internacional).

Expertos aseguran que este convenio marcó un momento decisivo en la globalización del derecho de autor, al obligar a la reciprocidad en el reconocimiento de derechos a los autores por parte de los países signatarios.

El autor de Los Miserables logró que los creadores tuvieran el poder para controlar el uso de sus obras creativas en el ámbito internacional y, además, aseguró que los mismos recibieran un pago por ese uso.

El Convenio protege las novelas, cuentos, poemas, obras de teatro, canciones, óperas, revistas musicales, sonatas y pinturas, dibujos, esculturas y obras arquitectónicas.

¿Cómo nace la OMPI?

La fusión de las secretarías encargadas de administrar los Convenios de París y Berna dio lugar en 1893 a las Oficinas Internacionales Reunidas para la Protección de la Propiedad Intelectual (BIRPI).

Las BIRPI evolucionan en 1970 y aparece la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), una nueva organización intergubernamental con sede en Ginebra, Suiza. Para 1974 la OMPI ingresa a las Naciones Unidas.

FUENTE: TELE SUR

0 comments on “Descubre el Porqué y Para Qué de la Propiedad IntelectualAdd yours →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *